NOVEDADES
18/09/2012
El motor más poderoso


El deseo de desarrollar productos y servicios que las personas necesiten y de generar impacto a gran escala, llevó a Ricardo Guimarey a crear los Laboratorios Federales Argentinos. A 17 años de su fundación, las perspectivas internacionales y regionales, desde la posición de una de las empresas no tradicionales de la industria local.
Ricardo Guimarey es fundador de uno de los laboratorios que le aportó un perfil exportador no tradicional a Entre Ríos. Los inicios en 1995 con la preparación de cinco productos, se plantean lejanos frente a las casi 400 especialidades que produce Lafedar hoy, que cubren 17 líneas terapéuticas, para consumo interno y para exportación a más de 20 países, desde el Parque Industrial de Paraná.
“La industria entrerriana ocupa un lugar en franca progresión en el marco de la economía regional”, afirma Guimarey respecto de la industria en general, “un lugar en franca progresión en el marco de la economía entrerriana, que nos permite hablar de posibilidad y proyectos de futuro, sobre la base de pilares firmes que se han cimentado a lo largo de estos años que venimos trabajando y comprometiéndonos con el futuro de la industria. El lugar de la industria en la economía es está constituyendo como central, primordial en el contexto que vive hoy la provincia y la nación” amplía Guimarey.
- Para la Unión Industrial Argentina, en el último año el 54 por ciento de la demanda de las exportaciones argentinas, está en dos zonas que atraviesan crisis muy importantes, ya sea por la guerra de la moneda como por la caída de los mercados ¿cómo les afecta la crisis internacional?
-El problema más inmediato que plantea la crisis internacional al tener mercados globalizados, es la creciente rivalidad internacional y la capacidad competitiva de las empresas de un país. Esa capacidad competitiva y de compra de las empresas europeas y americanas, la mayoría afectada por la crisis, ha disminuido contrayéndose las compras provenientes de esos mercados tradicionales. Sin embargo, dentro de la industria farmacéutica las empresas pueden enfocarse a otros mercados o países no tradicionales. Ahora bien, la globalización también está poniendo en crisis estos nuevos mercados, que aún así se presentan como una alternativa que cubre la debilidad actual de los anteriores.
-¿Cómo influyen en su actividad la inflación, la pérdida de competitividad y las restricciones en las importaciones?
-En nuestro rubro, que tiene una rotación importante en sus stocks, la inflación influye en forma directa sobre la formación de los costos de producción, la consecuencia directa es la pérdida de competitividad de los precios debido a que los laboratorios se ven obligados a absorber costos para seguir siendo competitivos, sobre todo en la formación de precios internacionales notoriamente erosionados y la influencia del valor dólar que hace muy difícil ser competitivo en el mercado internacional.
La restricción a las importaciones impacta directamente sobre los insumos de la industria farmacéutica, ya que en su mayoría se importan y corresponden a desarrollos que no podrían sustituirse en forma inmediata.
-¿Qué les prometió el gobierno, qué llegó y qué no?
-Es difícil hablar de promesas cumplidas o incumplidas, es preciso hablar de realidades. Nuestra realidad en Lafedar, siempre se ha basado en esfuerzo y planificación, puede que las políticas sean favorables y otras no.
Como ratificación del crecimiento de esta rama industrial en Entre Ríos, Lafedar participa activamente de programas de tratamiento de SIDA, enfermedades oportunistas y planes maternos infantiles nacionales, y en programas internacionales de Naciones Unidas a través de Unops (organismo que gestiona proyectos financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial) y del programa Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).



Tejido social

“En Lafedar entendemos que nuestro rol trasciende lo estrictamente económico e involucra los aspectos sociales y ambientales, por lo cual nuestro compromiso se sustenta en tres pilares: crear condiciones para mantener un ambiente laboral sano y seguro; adoptar las medidas necesarias para la protección y mejoramiento del medio ambiente, y contribuir al desarrollo de la comunidad.”
“Llevamos a cabo diversas actividades que trascienden las gestiones económicas, financieras y de producción, para involucrar los aspectos humano y social, y que evidencian el compromiso hacia nuestros programas de Responsabilidad Social. Incluyen acuerdos con varias universidades regionales como la UNL, la Facultad de Bioingeniería tiene una pasantía incluida en su plan de estudios, Programa Salud Solidaria, y Programa formación para la Salud, en conjunto con la Universidad Nacional de Entre Ríos, se encuentra en el proceso de conformación y estructuración de la carrera universitaria Técnico Superior de Laboratorio Farmacéutico. La tecnicatura está destinada a la formación de futuros profesionales con capacidades científicas y técnicas para desarrollar actividades en laboratorios farmacéuticos, públicos y privados, desarrollando su potencial para contribuir a satisfacer las necesidades básicas de los individuos, familia y comunidad, en el campo de la salud”, concluye el Presidente de Lafedar.


4940 m2 de superficie poseerá Lafedar incluyendo laboratorios y depósitos al culminar la actual remodelación


Exporta a 20 países incluyendo Chile, Cuba, Perú, Panamá, Guatemala, Bolivia, República Dominicana, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Yemen, Líbano y Azerbaiján.


5 especialidades iniciales: Bromhexina, betametasona, gentamicina, iodopovidona, nistatina. Cuatro de ellas continúan en el mercado.


incluyendo Chile, Cuba, Perú, Panamá, Guatemala, Bolivia, República Dominicana, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Yemen, Líbano y Azerbaiján
Fuente: El Diario