NOVEDADES
25/06/2017
“Lafedar, otros caminos para un resultado similar”
Desde ese hito inicial, se llega a la actualidad con una planta de 12.700m², y otros 3.700m² más a punto de ser finalizado en las ampliaciones que se están llevando a cabo con 200 personas trabajando para producir gran parte de las 580 formulaciones registradas antes la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) . El mercado nacional recibe la mayor parte de las 3millones de unidades que se producen mensualmente, mientras que 28 países ubicados en Latinoamérica, este de Europa y Asia Pacífico son los destinos que crecen en importancia.

La estrategia de la empresa se desarrolló desde el principio con la vista puesta en licitaciones y la sustitución de importaciones. Para lograrlo competitivamente, la propuesta de valor tuvo que ser ingeniosa, de calidad y con mucha investigación y tecnología aplicada a estos medicamentos genéricos de marca.

El presidente de Lafedar, Ricardo Guimarey, explica las cuatro áreas principales en las que participa hoy el laboratorio: “Hoy lo más fuerte es el negocio institucional. Somos uno de los principales proveedores en las grandes licitaciones, que abastecen en forma directa a los Estados Provinciales y Nacionales para los diferentes programas.
Así mismo, contamos con una cartera de 215 droguerías y distribuidores que llevan nuestros productos a instituciones pequeñas y medianas de todo el país. Otro negocio de importancia es el conjunto de alianza con laboratorios, multinacionales y locales, quienes comercializan nuestros productos a instituciones pequeñas y medianas de todo el país. Otro negocio de importancia es el conjunto de alianzas con laboratorios multinacionales y locales, quienes comercializan nuestros productos en el mercado privado a través de un sistema de regalías. Esto es un caso totalmente atípico, porque lo que sucede siempre es que son las compañías multinacionales las que entregan licencias a las compañías locales. El tercer negocio, son los servicios integrales para terceros – y estos pueden ser locales, multinacionales e incluso laboratorios de otros países-, a quienes le brindamos desde el servicio de formulación de productos, confección de dossiers estabilidades, lotes pilotos y obtención de certificados hasta la elaboración y liberación de productos terminados. Y por último, el área de comercio exterior. Si bien es la de menos incidencia en la facturación, es la de mayor crecimiento“.



La primera gran diferenciación que tiene Lafedar es la amplitud del portafolio de productos, con los cuales cubre la mayor parte del Vademécum Nacional y de los países de la región. Con 580 formulaciones registradas en el ANMAT y 160 productos en comercialización duplica las opciones que tiene la mayoría de las empresas del sector en ambos rumbos. El contenido de esa extensa variedad de productos proviene de una investigación y revisión constante de las innovaciones mundiales en término de patologías, tratamientos, y formulaciones. A partir de estos estudios se puede conocer cuáles son las patentes que están por vencer y comenzar a desarrollar más formulaciones genéricas para salir al mercado al primer día habilitado a tal efecto. Vale aclarar que una patente en productos farmacéuticos tiene una duración de entre 10 y 20 años antes de ser declarada de dominio público.

“Nuestro objetivo es sustituir importaciones y desarrollar producto de oportunidad en otros países. Nosotros queremos estar siempre a la vanguardia de todos los desarrollos y queremos ser la primera alternativa de una multinacional que lanzo un producto y viene creciendo en el mercado, o que está bajo patente y esa patente está a punto de finalizar. A esa habilidad de pesquisa se suma la versatilidad y capacidad de producción que tiene nuestro laboratorio de fabricar grandes volúmenes y responder a la demanda que se presenta en los diferentes mercados”. Explica Guimarey. Es encontrar nichos y oportunidades en un mercado altamente regulado.

Pero las patentes que se vencen o son las únicas fuentes para desarrollar producto. “También nos especializamos en productos “huérfanos “, que son aquellos que se han dejado de fabricar porque las formulaciones son antiguas. Nosotros optimizamos las formulas y combinamos drogas para generar medicamentos más eficientes. Un ejemplo es la necesidad que encontramos para el tratamiento de tuberculosis, una enfermedad que se consideraba erradicada y los grandes laboratorios han dejado de prestarle atención. Había tres drogas para ese tratamiento que se presentaban en forma individuales de las cuales tenemos los únicos certificados vigentes. Nosotros desarrollamos un medicamento triple que une a las tres y esto nos están demandando hoy en Venezuela, Chile y Ecuador, porque no contaban con ese tratamiento”.

La mayoría de los laboratorios se especializa en la visita médica. Lafedar se especializa en la venta a los estados provinciales y nacionales. La vicepresidenta de la empresa Norma Neif, sostiene que “son ventas de grandes volúmenes. La industria tradicional produce de acuerdo a niveles estimados que ya conoce y proyecta vender en un estimado periodo de tiempo. Nosotros tenemos montada una planta con la tecnología necesaria para dar respuestas a grandes pedidos en un corto plazo”. Y en este camino se desarrollan las inversiones actuales con las cuales se duplicara el área de producción y depósito. “Hoy estamos terminando nuevos sectores de desarrollo galénico y analíticos farmacéuticos, nuevos sectores de microbiología y la ampliación del área de control de calidad, además de la planta de solidos que duplicara su capacidad productiva. En líquidos no estériles producimos 800.000 unidades mensuales y en estériles otras 300.000 unidades por mes “, afirma Norma Neif.


Nutracéuticos un nuevo camino

Hace menos de dos años el directorio decidió emprender en un nuevo camino y desafío comercial para la empresa e ingreso en el mercado de venta directa al consumidor con una línea de nutracéuticos de vía oral. El término de nutracéutico proviene de la unión de las palabras “nutrición” y “farmacéutico” e incluye los productos medicinales fabricados con ingredientes naturales y es aplicado a productos que van desde nutrientes aislados, suplementos dietéticos y productos herbórios. Esta es una categoría de gran crecimiento a nivel local y mundial. Lafedar lanzo dos productos con un resultado más que interesantes.

El “For Age”, que es un complemento de las cremas que se usan para mejorar la calidad de la piel y otros aspectos relacionados a la cosmética. La formulación diferencial y que no está en otros países, tiene tres componentes asociados que son el Trans-Resveratrol, Colágeno y el Ácido Hialurónico, en el cual se eligió a la conocida modelo y conductora de televisión Teresa Calandra como imagen de la marca.

El segundo producto es el “Attenuat Cla” un suplemento dietario de ácido linoleico conjugado. El laboratorio ya tiene previsto otros tres lanzamientos previstos para este año en esta categoría y alguno de ellos enriquecerá una de estas líneas bajo el concepto de marca paragua.


I+D, el corazón para el desarrollo.

En la cadena de valor de este laboratorio en el área de Investigación y Desarrollo es la que permite la diferenciación, hacer fuerte a la empresa y brindarle la capacidad de ser especialistas. Neif destaca la experiencia y la capacidad del equipo que la integra; “Tenemos un equipo con mucha experiencia que nos hace fuerte en formular, desarrollar y lanzar nuevos productos de manera casi constante. Son pocos los laboratorios que tengan tanto lanzamiento por años como nosotros, y eso lo hacemos para nuestras marcas o para terceros”. El lanzamiento de un fármaco conlleva una cantidad de inscripciones y generación de documentación que debe ser habilitada por ANMAT. El prestigio y la rigurosidad de la entidad regulatoria argentina es la que también habilita para ingresar a muchos países Latinoamericanos, que tomen las decisiones de ANMAT como parámetros elevados de calidad.

“Entre las líneas de investigación que trazamos también apuntamos a la búsqueda de fórmulas farmacéuticas innovadoras. En medicamentos que siempre se presentaron en formas solidas intentamos desarrollarlas en crema o ungüentos, e incluso hemos logrados aprobar el primer genérico de una molécula que tenía solo un laboratorio multinacional en el mundo con un programa de protección hasta el año 2021, y lo estamos comercializando en los países donde no tienen Ley de patentes “, agrega Ricardo Guimarey. Para colocar estos fármacos es trascendental el trabajo paralelo con nuestra área de asuntos regulatorios de mercados internacionales.

En todo este proceso, el acceso y disponibilidad de la tecnología de punta permite llegar a moléculas de más difícil obtención y lo vuelve un factor diferenciador, además de privativo a otras industrias del sector por los costos en el desarrollo que implica. Con las ultima inversiones ya en funcionamiento, en particular el aria de I+D, Lafedar se está volcando a formulaciones con patologías duras. Los tratamientos especiales para oncología, fibrosis quísticas o hipertensión pulmonar son casos donde la empresa ha logrado ubicarse entre las primeras opciones de productos alternativos a multinacionales en lanzarse, y eso le otorga una ventaja competitiva importante.

Laboratorios Lafedar está en un proceso de inversión que culminara a mediado de 2018 con un monto estimado de U$S 10millones. En ese momento se habrá duplicado la capacidad de líquidos, semisólidos estériles y sólidos. El área de I+D también está incorporando tecnología para acompañar y dar respuesta al área productiva en su nueva escala de dimensionamiento prevista.

“Nuestro objetivo es consolidar los cuatro pilares que hablamos al principio. Apuntalar más productividad de los negocios tradicionales y tecnificar aún más nuestros procesos – a pesar de ya estarlo, tenemos tecnología robótica en los procesos de acondicionamiento-. Todavía podemos ser más eficientes y más competitivos para profundizar nuestra posición de liderazgo proveyendo medicamentos de vanguardia, con los más altos estándares de calidad y mejorando la fármaco-economía de nuestro país”, finaliza el presidente de Lafedar Ricardo Guimarey.

Los océanos azules siempre existen en todas. En todas las áreas. Hay que encontrarlos y desarrollarlos. No surgen mágicamente, sino a través de una decisión estratégica y definición de objetivos. No es fácil, pero es muy necesario.